Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Transversalizacion De GÉnero En Los Presupuestos Publicos Rd

25/04/2014 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

T Ransversalización de Género en los Presupuestos Públicos : Experiencia de República Dominicana

Es un hecho incontrovertible , que el presupuesto público es el instrumento que de manera más concreta refleja las prioridades de las políticas sociales y económicas del Estado. Por tanto, su análisis desde la perspectiva de género, permite evaluar el grado de integración efectiva de los objetivos de igualdad de oportunidades para mujeres y hombres en las políticas públicas.

imageMinistras del COMMCA. Imagen de archivo. Un análisis crítico de la asignación de los recursos presupuestarios a los diferentes planes, programas y proyectos y su impacto en hombres y mujeres, nos permite evidenciar en qué medida las políticas a favor de la igualdad y equidad de género se concretizan en las ejecutorias gubernamentales. El presupuesto público, es por tanto, el principal instrumento fiscal en manos del Estado que garantiza reducir, aumentar o dejar intacta la desigualdad existente en la sociedad por razones de sexo. En ese sentido es importante recordar que l a Plataforma de Acción de la Cuarta Conferencia Mundial sobre las Mujeres de Naciones Unidas de Beijing 1995, nos dejó claro que el camino más expedito para alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres es transversalizar las políticas, planes y programas de desarrollo de los países, para incluir los objetivos de igualdad de género en todos los ámbitos de actuación . Sin embargo, es necesario recordar que el camino de la transversalización es largo y requiere avances significativos en los procesos de desarrollo institucional y en el diseño de herramientas de planificación y ejecución, que en países como los nuestros, incluida República Dominicana, están aún en construcción. El Estado dominicano define con claridad su compromiso de procurar el reconocimiento y pleno disfrute de los derechos de las mujeres en igualdad de condiciones que los hombres en su Constitución y en la Estrategia Nacional de Desarrollo o Plan de País al año 2030 y diversas leyes y decretos vigentes en el país.

En la Constitución Dominicana se establece que:

  1. " Es f unci ó n esencial del Estado la protecci ó n efectiva de los derechos de la persona, el respeto de su dignidad y la obtenci ó n de los medios que le permitan perfeccionarse de forma igualitaria, equitativa y progresiva, dentro de un mar co de libertad individual y de justicia social, compatibles con el orden p ú blico, el bienestar general y los derechos de todos y todas " .(Art. 8)
En el artículo 39, nuestra Constitución consigna:
  1. " Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recib en la misma protecci ó n y trato de las instituciones, autoridades y dem á s p ersonas y gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades, sin ninguna discriminaci ó n por razones de g é nero , color, edad, discapacidad, nacionalidad, v í nculos familiares, le ngua, religi ó n, opini ó n pol í tica o filos ó fica, condici ó n social o personal. (Art. 39) .

  1. Por otra parte nuestra Carta Magna establece que el Estado dominicano asume el compromiso de " promover las medidas necesarias para garantizar la erradicaci ó n de las de sigualdades y la discriminaci ó n de g é nero " . (Art. 39) . Se consigna adem á s en el art í culo 55 " el trabajo del hogar como actividad econ ó mica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social , y su incorporaci ó n en la formulaci ó n y ejecuci ó n de las pol í ticas p ú blicas y sociales " .

Esto implica un compromiso del gobierno con la igualdad y con la inclusión de la riqueza que genera el trabajo doméstico en las cuentas nacionales.

Como podemos apreciar, la Constitución Dominicana compromete al Estado con la incorporación de la perspectiva de género en todo su accionar; y esos compromisos implican necesariamente su inclusión en el Presupuesto General del Estado.

La Estrategia Nacional de Desarrollo al año 2030, o Plan País a largo plazo, establece en su Segundo Eje Estratégico la construcción de "Una sociedad con igualdad de derechos y oportunidades, en la que toda la población tiene garantizada educación, salud, vivienda digna y servicios básicos de calidad" .

También consigna el Plan País al 2030 el compromiso de fortalecer los mecanismos jurídicos e institucionales que aseguren el pleno ejercicio de los derechos económicos, sociales, culturales y políticos de la mujer; fortalecer su participación proactiva en todos estos ámbitos, para garantizar el cumplimiento de las normativas nacionales e internacionales en materia de equidad y derechos de la mujer. También consigna promover la atención integral y la estimulación temprana de niños y niñas en estancias infantiles para facilitar el acceso de las madres y padres a los puestos de trabajo y a la educación; (Segundo Eje / Obj. Gral 2.3 / LA 2.3.1.1, 2.3.1.5, 2.3.1.8, 2.3.1.9, 2.1.10)

En esa perspectiva es importante precisar que p ara cumplir con los compromisos antes indicados las instituciones del gobierno, tanto centralizadas como descentralizadas, deben incorporar en sus respectivos presupuestos el enfoque de género. En ese sentido, la Estrategia Nacional de Desarrollo al 2030 especifica que el Gobierno Dominicano debe "promover una gestión de las finanzas públicas consolidada y sostenible, que asigne los recursos en función de las prioridades del desarrollo nacional y propicie una distribución equitativa de la renta nacional, que impulse la inclusión de la perspectiva de género y de ciclo de vida, en el diseño e implementación del Presupuesto General del Estado y ponga énfasis en la asignación de recursos en áreas prioritarias para superar inequidades. ( Tercer Eje / Obj. Esp. 3.1.2 / LA 3.1.2.5)

En lo que respecta a la transversalización de géner o en los presupuestos queremos destacar que la República Dominicana, en un gran ejercicio de concertación, ha formulado, junto a un grupo de instituciones públicas y de la sociedad civil, su Plan Nacional de Igualdad y Equidad de Género 2007-2017 (PLANEG II). En éste se expresa el compromiso asumidos por las instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil, para contribuir a aminorar en el mediano plazo los principales problemas que confrontan nuestras mujeres por razones de desigualdades e inequidades de género. Recoge los temas y objetivos nacionales priorizados para el periodo 2007-2017, que las instituciones involucradas se comprometieron a incorporar, tanto en su planificación estratégica y operativa como en su presupuesto, favoreciendo así la transversalización o incorporación del enfoque de género en el Estado y la sociedad dominicana.

Se identificaron siete (7) grandes temas u objetivos nacionales prioritarios, a través de los cuales deberán abordarse los principales problemas que enfrentan las mujeres en la sociedad dominicana para la construcción de la igualdad y equidad entre mujeres y hombres. Los objetivos nacionales propuestos en el PLANEG II son los siguientes:

  1. Promover una cultura de igualdad y equidad de g é nero .
  2. Garantizar todos los derechos de las mujeres y el pleno ejercicio de su ciudadan í a.
  3. Fortalecer el empoderamiento econ ó mico e impulsar la superaci ó n de la pobreza de las mujeres.
  4. Promover el liderazgo, la participaci ó n y representaci ó n pol í tica y social de las mujeres en fav or de la igualdad de g é nero.
  5. Favorecer el acceso y control de las mujeres a bienes y servicios de calidad .
  6. Erradicar cualquier forma de violencia contra las mujeres en todo su ciclo de vida.
  7. Promover la plena participaci ó n de las mujeres en la sociedad de la informaci ó n y el conocimiento .

Más sobre

Estos objetivos están basados en los principios de derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales consignados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), en la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), votada en 1979, en la Plataforma de Beijing de 1995, y en otras cumbres y conferencias posteriores, así como en pactos internacionales regidos por dos principios normativos fundamentales: la igualdad de oportunidades, de trato y condiciones entre mujeres y hombres y el derecho a la no discriminación por razones de sexo.

La formulación del PLANEG II se produce en un período de intensas y significativas reformas legales, con un conjunto de decretos y leyes votados desde 1992 al 2010 que consignaron: la igualdad de derechos en la legislación laboral, la asignación de cuotas femeninas para garantizar un mayor acceso de las mujeres al poder político, la asignación de propiedad rural a las mujeres, la sanción a la violencia en contra de las mujeres, la transformación de la Dirección General de Promoción de la Mujer (1982) en el Ministerio de la Mujer , en tanto organismo de mayor jerarquía para la promoción de las políticas públicas, así como la creación de una Comisión Nacional de Prevención y Lucha contra la Violencia Intrafamiliar (CONAPLUVI), integrada con 17 instituciones del Estado y de la Sociedad Civil.

También se ha legislado para la protección del patrimonio de la mujer casada, la creación de Casas de Acogida para mujeres agredidas, para la creación de Oficinas de Equidad Género y Desarrollo (OEGD), en los diferentes ministerios y otras instituciones del Estado como instancias responsables de la transversalización de las políticas a favor de la igualdad y equidad entre mujeres y hombres.

Relevante es también la legislación especializada en materia de tráfico ilícito y trata de personas, la modernización de la Ley que reglamenta el Sistema Nacional de Salud y que crea el Sistema de Seguridad Social por su potencial en la mejoría de la vida de las mujeres, en las que de manera específica se incluyeron respuestas programáticas a necesidades de salud de las mujeres, en especial salud sexual y salud reproductiva.

Estas reformas constituyen avances importantes en la institucionalización y transversalización de la equidad e igualdad entre géneros en las políticas públicas, así como para lograr el financiamiento requerido del presupuesto nacional, para su operacionalización a través de programas y proyectos nacionales y sectoriales. Y más importante aún: la vigencia explícita del principio de equidad de género en nuestro marco jurídico constitucional y normativo, constituyen una herramienta fundamental para lograr su asunción como una política del Estado dominicano.

Producto de estas leyes y decretos, República Dominicana cuenta hoy día con presupuestos protegidos para el funcionamiento de dos (2) Casas de Acogida para mujeres en peligro de muerte con sus hijos e hijas menores, con diez y siete (17) Unidades de Atención Integral a la Violencia, cincuenta y dos (52) Oficinas Provinciales y Municipales del Ministerio de la Mujer, que ofrecen ayuda legal y psicológica a las víctimas de violencia contra la mujer e intrafamiliar, así como de trata y tráfico de personas y como parte del Programa de Atención a la Violencia del Ministerio de la Mujer. También operan cuarenta (40) Oficinas de Equidad de Género y Desarrollo en igual número de instituciones, encargadas de incorporar el enfoque de género en sus planes, proyectos y programas.

También el Ministerio de la Mujer apoya a los gobiernos municipales en la incorporación del enfoque de género en sus respectivos programas de gobierno.

Como podemos apreciar, República Dominicana cuenta con un marco normativo dirigido a garantizar la igualdad y equidad de género en todos los ámbitos, desde el gobierno y la sociedad dominicana en su conjunto. Esto incluye la Constitución Dominicana, las leyes adjetivas a las que hemos hecho referencia, las Oficinas de Equidad de Género y Desarrollo, la ley 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, así como planes estratégicos que garanticen la aplicación del marco legal; para lo cual es imprescindible la formulación y ejecución de presupuestos con perspectiva de igualdad y equidad de género.

En República Dominicana, en los actuales momentos, los presupuestos con perspectiva de género se localizan en varios planos:

  1. Los que incluyen las instituciones del Estado en sus respectivos presupuestos para transversalizar el enfoque de g é nero en sus planes, programas y proyectos, con el apoyo de las Oficinas de E quidad de G é nero y Desarrollo y en cumplimiento de los compromisos asumidos en la Estrategia Nacional de Desarrollo al 2030.

  1. Lo S planes, programas y proyectos ins titucionales e interinstitucionales , que se desarrollan desde el gobierno para prevenir, atender y sancionar la violencia intrafamiliar y contra las mujeres, los de salu d sexual y salud reproductiva, educaci ó n en g é nero, as í como para pr omover el empodera miento econ ó mico y asegurar los derechos sociales, pol í ticos, econ ó micos y culturales de las mujeres.

  1. Los diversos programas y proyectos que se ejecutan desde la Presidencia y la Vicepresidencia de la Rep ú blica para promover el empoderamiento econ ó mico y la superaci ó n de la pobreza de las mujeres, entre ellos:
  • El Consejo Nacional de Promoci ó n y Apoyo a la Micro, Peque ñ a y Mediana ( Promipyme ) , que desarrolla acciones integrales de financiamientos y asistencia t é cnica, para fortalecer el sector de la micro, peque ñ a y mediana empresa, como uno de los mecanismos econ ó micos que promueve el gobierno para generar empleos y calidad de vida de los sectores de bajos y medios ingresos en el pa í s.
  • Vive Mujer , que pretende dar una respuesta coordinada del Estado en con tra de la violencia de g é nero y de la delincuencia juvenil.
  • P Rogresando con S olidaridad , cuyo objetivo es ayudar a que familias en pobreza extrema accedan a oportunidades de desarrollo mediante transferencias condicionadas de recursos econ ó micos, a fin de aumentar su capital humano.
  • Banca Solidaria , que p romueve y desarrolla la Micro, Peque ñ a y Mediana Empresa como estrategia fundamental de generaci ó n de empleo y mejorar el bienestar de los sectores de m á s bajos ingresos; poniendo a disposici ó n de estas u nidades productivas financiamientos y asistencia t é cnica especializada para incrementar su eficiencia y el incremento de su productividad y competitividad, de forma tal, que puedan acceder a nuevos mercados, tanto locales como internacionales.
  • Seguro Nacio nal de Salud (SENASA) , en el r é Gimen subsidiado, en el cual alrededor del 70% de las y los beneficiados son mujeres jefas del hogar.

*Exposición en el Seminario-Taller "Los presupuestos para la igualdad de género: una condición para la implementación de la Política Regional de Igualdad y Equidad de Género"


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
392
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.