Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Literatura En La Ciudad escriba una noticia?

Tratado de la injusticia: la memoria de los vencidos

06/02/2016 15:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageHay que leer este libro en un lugar tranquilo, como la Biblioteca Iván de Vargas, muy cerca del centro de Madrid. Foto: Zvonimir Ilovaca LeiroEsta vez decidí darle más seriedad al asunto. No es que las novelas o los cuentos sean frívolos, sino que siempre se pueden leer un poco más rápido: los personajes bien construidos, con sus vaivenes emocionales, son capaces de atrapar la atención de cualquiera. Y, por supuesto, enseñar asuntos valiosos a través del relato de sus experiencias. Pero aquí, en cambio, está la portada de un libro lleno de reflexiones, investigación y citas de filosofía.Tratado de la injusticiadel españolReyes Mateno es precisamente una obra para leer en el Metro. Es un título que merece una atención completa, una lectura sosegada. Si es posible, con una computadora o un teléfono inteligente al lado, para buscar referencias de algún autor como John Rawls, Jürgen Habermas, Aristóteles, Santo Tomás de Aquino, Emmanuel Levinas, Walter Benjamin, Luis Villoro y más. Paciencia, no hay que arrugar la frente. Es, realmente, un texto interesante y ameno, que explica por qué el alcance de la justicia sólo es posible a través del rescate de la memoria de los vencidos.imageIván de Vargas (su estatua, mejor dicho) lee un periódico del siglo XX. Foto: Zvonimir Ilovaca LeiroSiguiendo el camino de otros autores influyentes, especialmente deWalter Benjamin, Mate señala que no se debe excusar la existencia de ninguna víctima. Así el conflicto se desarrolle en nombre del progreso, lo cierto es que no puede haber justicia si se dejan vencidos a los márgenes del camino. Eso del fin justifica los medios, como decíaMaquiavelo, no debe ser brújula ni norte. En realidad, la singularidad del Otro debe estar en el centro de las acciones éticas: como escribió el lituanoEmmanuel Levinas, el Otro interpela con su sufrimiento, obliga a mirar la realidad con los ojos del dolor y a ponerse en el lugar de quienes padecen las injusticias.imageDespués de una buena sesión de lectura, los churros con chocolate de San Ginés son idealespara refrescar el cerebro o, quizás, para acompañar una enriquecedora discusiónentre amigos sobre las injusticias de este mundo. Foto: Zvonimir Ilovaca LeiroEntre muchas otras cosas, Mate muestra las diferencias entre desigualdades e injusticias, y propone una senda para rescatar la memoria ?que, muchas veces, no tiene cabida en la historia de los vencedores? y encaminarse hacia una verdadera reconciliación. Este proceso, complicado como pocos, invita a las víctimas a abandonar la sed de venganza, y a los responsables del sufrimiento a reconocer sus propias culpas.En la base estará la capacidad para perdonar. Al reconocer que hay unos vencidos que tienen algo importante que decir, se allana el terreno para el encuentro de las diferencias y la superación de las injusticias. ¿Imposible? Como dice Mate, la justicia aquí y ahora no puede lograrse, pero eso no quiere decir que se deban abandonar los esfuerzos. Pese a las dificultades, hay algo que es seguro: en estos tiempos tan convulsos, signados por la desesperanza, lecturas como esta son cada vez más necesarias.imageYa en este siglo, Tratado de la injusticiase puede leer tantoen las butacas cómodas dentro de la biblioteca, como en la pequeña plazaque se encuentra justo al lado. Foto: Zvonimir Ilovaca LeiroEl fragmento"La memoria no arregla nada sino que lo complica todo porque abre heridas. Puede y suele ser utilizada como atizador de la venganza, por eso, quien la invoque está obligado a pensarla hasta el final. Pensar consecuentemente la memoria es plantearse la justicia ad integrum aquí y ahora. Ya sabemos que la justicia integral aquí y ahora es imposible porque excede las posibilidades de la existencia humana. La reconciliación sería la forma que toma la justicia absoluta en la modesta posibilidad del presente".


Sobre esta noticia

Autor:
Literatura En La Ciudad (92 noticias)
Fuente:
literaturaenlaciudad.com
Visitas:
2156
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.