Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Tsipras, en el dilema de presentar un plan que podría enfrentarlo con su partido

13/07/2015 13:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se encuentra en una posición incómoda este lunes, obligado a tramitar en el Parlamento un impopular paquete de reformas impuesto por los acreedores, a cambio de un nuevo rescate, que podría enfrentarlo a su propio partido.

El político, un excomunista de 40 años, que llegó al poder en enero con la promesa de terminar con los duros planes de austeridad impuestos a Grecia por sus acreedores, tiene ahora la difícil tarea de impulsar nuevas reformas, que han sido catalogadas como "las más humillantes" impuestas al país desde 2010.

Probablemente, Tsipras necesite el apoyo de la oposición proeuropea para aprobar las medidas, que someterán a Grecia a más medidas de austeridad.

Después de una maratón de conversaciones en Bruselas, los acreedores de la eurozona acordaron este lunes otorgar un rescate de tres años a Grecia por 96.000 millones de dólares (86.000 millones de euros), con un paquete de inversión de 35.000 millones de euros y lo que es más urgente, una vía de financiación para los alicaídos bancos griegos.

La semana pasada, Tsipras tuvo que impulsar en el Parlamento un paquete que incluía subidas fiscales, una reforma a las pensiones y otras reformas, que esencialmente habían sido rechazadas por los griegos en el referéndum del 5 de julio. Además, Atenas aceptó la controvertida privatización de bienes del Estado por un valor de hasta 50.000 millones de euros, que irán a un fondo manejado por los acreedores europeos.

Tsipras insiste en que ha luchado "una batalla justa" para asegurar que hubiera un acuerdo y predijo que la "gran mayoría de los griegos van a apoyarlo en sus esfuerzos". No obstante, después de verse obligado a sacrificar la mayoría de sus promesas electorales para mantener a su país en el euro, la supervivencia de Tsipras en el poder puede verse amenazada, pese a sus altas cotas de popularidad.

image

El ministro de Trabajo, Panos Skurletis, exportavoz de Tsipras, declaró este lunes que el Gobierno va a perder su mayoría en el Parlamento y que va a tener que llamar a elecciones a finales de este año. "Ahora hay un problema de mayoría para el Gobierno (...), veo (elecciones) en 2015, es imperativo", afirmó Skourletis a la cadena estatal TV ERT.

Más sobre

- Una "colonia de la deuda" -

En la página Iskra, el ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, contrario a la permanencia en el euro, tampoco se contuvo.

"Después de 17 horas de 'negociaciones', los líderes de los estados de la eurozona alcanzaron un acuerdo humillante para Grecia y para el pueblo griego", estimó Lafazanis. Según el ministro, Grecia se convertirá en "una colonia de la deuda" de una "Europa supervisada por Alemania".

Algunas informaciones señalan que Tsipras está considerando reformar su gabinete para sacar del Gobierno a algunos colaboradores que sostenían una postura más radical y eran partidarios de la salida del euro, como Lafazanis.

El sábado, el primer ministro ya había recibido fuertes críticas por las reformas que impulsó para llegar a un acuerdo. De los 149 legisladores de su partido, la formación de izquierda radical Syriza, 17 se negaron a autorizar al Gobierno a negociar un rescate.

Además, 15 de los parlamentarios que votaron a favor especificaron que no darían su visto bueno a reformas adicionales que planteen los acreedores.

Tsipras tiene la opción de utilizar un código interno de Syriza que estipula que en caso de desacuerdos entre los legisladores y el Ejecutivo, estos deben entregar sus escaños.

Sin embargo, el vicepresidente de la Cámara, Alexis Mitropulos, advirtió que la facción disidente es demasiado influyente para ignorarla o para reducirla. "La facción que disiente es la cofundadora del partido y la segunda más poderosa", dijo el abogado a la cadena de radio To Vima. "No veo que vayan a retroceder y no pueden ser amenazados para que renuncien".

Al final, Tsipras consiguió la autorización con el apoyo de los legisladores de oposición europeísta.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1236
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.