Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Un "aumento gaseoso"

31/01/2014 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageTema Editorial

Un "aumento gaseoso"

J. Modesto Rodríguez-Editor

El Gobierno del presidente Danilo Medina, ha querido complacer los reclamos de empleados públicos que hace tiempo no perciben un reajuste, o una "actualización" del sueldo nominal. En consecuencia, militares, policías, maestros y otros servidores públicos de otras instituciones, tienen una percepción de "aumento" registrado en el referente de sus sueldos.Pero evidentemente, el Gobierno no tiene una preparación sustentable en sus finanzas para encarar una demanda de alza de sueldos correspondientes con el nivel de la inflación por un lado y que le permita al servidor público enfrentarse al costo de la vida.Como resultado las protestas y el descontento con este "aumento" han salido a flote. Y no es para menos. Este " aumento gaseoso", ha llegado tarde, porque la inflación en espiral que castiga la vida nacional ha estado haciendo daño mucho antes y le ha quitado a empleados y trabajadores el poder de compra. Todos están endeudados, y sus ingresos, lejos de ser un aliciente para manejar la vida diaria es un "déficit" que se acumula en los 12 meses del año, terminando las finanzas personales en "rojo" negativo.En consecuencia, el "esfuerzo" gubernamental de agregar pesos nominales al sueldo, más que bien, ha tenido un impacto negativo entre sus receptores. Y tienen razón, porque cada vez que hay una variación en los ingresos mensuales, el "mercado" que vive al acecho, le cae detrás para "devorarla". Hace tiempo, antes de esta iniciativa entrar en operación vía las finanzas gubernamentales, los precios de los productos básicos han estado en constante aumento. Para poner ejemplos socializables, el huevo está a 6 pesos, la cajita de fósforos subió entre uno y dos pesos, el café de 10 a 15 pesos y su compañera el azúcar, la libra, según el lugar donde la compre; subió el pan, las especias, sazones, las gaseosas, las galletas, las habichuelas y el arroz, precios diferentes, según el expendedor, el jabón, las pastas, arenques, bacalao, las carnes, el chocolate, etc. Sobre los servicios , ni hablar, son impactados por la fuerza visible del mercado especulativo.No hay manera de que estos precios se estabilicen, eso, ANTES DEL "AUMENTO GASEOSO".

No tenemos un accionar coherente, ni señales de estabilidad provenientes del propio tren gubernamental, donde abundan las "islas de poder". Nuestra relación trabajo, producción consumo está sobrecargada de presión y tenemos un poder gubernamental " fiscalista " en un ambiente de pocos incentivos a la producción y un aparato productivo "alicaído" y al borde de la quiebra colectiva, con un desempleo que ronda entre el 14 y 18%, y una amenaza subyacente de reformas tributarias, para buscar más impuestos. Pequeños y medianos negocios que han cerrado sus puertas, otros que se preparan para el cierre y otros tanto, que no saben que están quebrados, porque no llevan contabilidad o no han sacado sus cuentas. Los bolsillos de los contribuyentes, ya no tienen de dónde pagar, pero la voracidad gubernamental, aún así, no se detiene.Tenemos una moneda apreciada, pero que ha perdido fuerzas frente al crecimiento inflacionario, y no estamos lejos de tener en circulación una papeleta-sin exagerar" con la misma fuerza de las "papeletas de Lilís", salvando el momento histórico, y en la que ha disminuido la percepción fiduciaria (confianza), y por ello el constante movimiento detrás del dólar, del Euro y otros patrones monetarios, para salvaguardar fortunas.

image

INFORME DEL BANCENTRAL

El Banco Central de la República Dominicana que periódicamente realiza investigaciones de los indicadores de la economía nacional, y cuyos informes han perdido algo de "prestigio", y se le ha atribuido un "maquillaje", en los Gráficos informe preliminar de la economía 2013 admite que la inflación mensual acumulada pasó de 0.006 en noviembre del 2013 y de 0.37 en diciembre a 3.88 entre diciembre y enero y una inflación "subyacente" mensual acumulada de 4.42 en el período enero diciembre. La inflación anualizada, la estableció en 3.88%.

Uno de los referentes de la economía que es la tasa de cambio Tasa del dólar 2014 el Banco Central la estableció en 43.02 pesos para la compra y 43.11 pesos para la venta.Naturalmente, esto es solo una referencia, o un punto de arranque para el mercado de cambio.image

INFLACIÓN SUBYACENTE

La inflación subyacente anualizada se situó en 4.74%. Este indicador mide la tendencia inflacionaria de origen monetario, aislando de los precios los efectos de shocks por factores exógenos a la política monetaria, que distorsionan el resultado del IPC general.

La institución indicó que la tasa de crecimiento anual de los precios (3.88%) resultó ser similar al del año 2012, no obstante el impacto inflacionario de la reforma tributaria que se verificó a principios del año pasado, y se explica principalmente por las alzas registradas en los grupos Transporte (5.68%), Vivienda (4.63%), Alimentos y Bebidas No Alcohólicas (1.63%), Restaurantes y Hoteles (4.52%) y Bienes y Servicios Diversos (5.18%). El aporte de estos grupos fue de 2.76 puntos porcentuales, representando el 71.12% del crecimiento del IPC del año 2013.

En el incremento experimentado por el IPC del mes analizado incidió, en gran medida, la implementación de la Ley 253-12, que amplía la base imponible y modifica las tasas del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), modifica el monto fijo del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), y el ISC Ad-Valorem sobre las bebidas alcohólicas, grava parcialmente los vehículos por emisión de CO2, y modifica el ISC a la importación de algunos bienes suntuarios agrega el informe del Banco Central.

Los grupos de mayor repercusión en el resultado del índice, por los efectos de la entrada en vigencia de la Ley 253-12 en el mes de enero de 2013, fueron Transporte, Alimentos y Bebidas No Alcohólicas, Restaurantes y Hoteles, y

Vivienda, los de mayor ponderación en la canasta familiar, que al registrar tasas de 1.52%, 1.08%, 1.99%, y 0.80%, respectivamente, explican el 65.28% de la inflación del período. image

La variación de 1.52% en el índice del grupo Transporte obedece a las alzas experimentadas en los precios de los automóviles (3.90%) y de las motocicletas (2.12%), por el gravamen a la emisión de CO2, y el ajuste de 2% del ITBIS que dispuso la Ley 253-12. También incidieron las subidas de precios de las gasolinas regular (1.79%), y premium (2.32%), gasoil (1.52%) y gas licuado para vehículos (3.21%) debido a los ajustes semanales dispuestos por el Ministerio de Industria y Comercio, en cumplimiento de la Ley 112-00 sobre Hidrocarburos. No obstante, la reducción de -12.84% en los precios de los pasajes aéreos, contribuyó a que el crecimiento de este grupo no fuera mayor.

Inflación de diciembre 2013

El comportamiento de la inflación del último mes del año obedeció fundamentalmente a las variaciones de precios en los grupos Transporte (0.74%) y Vivienda (0.72%), que tienen una alta ponderación relativa en la canasta de bienes y servicios. En menor medida incidieron los grupos Bienes y Servicios Diversos (0.53%), Recreación y Cultura (0.85%) y Restaurantes y Hoteles (0.26%). Los cinco grupos anteriormente señalados aportaron de forma conjunta 85.34% de la variación del índice general en ese mes.

image En menor medida incidió el incremento en 0.71% de los precios de los pasajes en autobús urbano y de autobús interurbano de sindicatos (0.47%).

El índice del grupo Vivienda registró una variación de 0.72% respecto al mes de noviembre. Este resultado responde principalmente a los aumentos de 2.97% en el precio del gas licuado de petróleo para uso doméstico (GLP) y del servicio de alquiler de vivienda de 0.10 por ciento.

En el grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas se verificó un ligero crecimiento de 0.05%, debido a que los aumentos de precios en productos como huevos (7.10%), cebollas (8.31%), papas (8.24%), plátanos verdes (1.25%), azúcar blanca (5.69%), limones agrios (12.35%), jugos envasados (1.71%), aguacates (5.43%), salami (0.77%) y camarones (6.82%), fueron compensados prácticamente en su totalidad por las disminuciones en los precios del pollo fresco (-3.29%), guandules verdes (-12.20%), yuca (-3.83%), lechuga (-16.74%) y guineos verdes (-3.15%).

El IPC del grupo Bienes y Servicios Diversos varió 0.53% respecto al mes de noviembre, básicamente por las alzas en los servicios de corte de pelo para hombre (1.57%), desodorantes (0.48%) y jabón de baño (0.58%); mientras que el índice del grupo Recreación y Cultura reflejó un cambio porcentual de 0.85%, producto del incremento de 7.14% en el precio de los paquetes turísticos y de 1.10% en el servicio de televisión por cable.

Inflación de bienes transables y no transables.

El informe del Banco Central señala además que el IPC de los bienes transables, aquellos que pueden exportarse e importarse libres de restricciones, varió 0.60% con respecto a noviembre de 2013, acumulándose una variación de 4.41% en los precios de los bienes transables durante el período enero-diciembre 2013.

Los bienes y servicios no transables, los que por su naturaleza sólo pueden comercializarse dentro de la economía que los produce, o están sujetos a medidas que restringen el libre comercio internacional, arrojaron una variación de 0.11%. La inflación acumulada de los bienes y servicios no transables alcanzó 3.29% en el año 2013.

Inflación por áreas geográficas

En el mes de diciembre, por dominios geográficos, el IPC en la región Ozama, la cual comprende el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, varió 0.42%, en la región Norte 0.45%, en la región Este 0.18% y en la región Sur 0.17%. El IPC del año 2013 acumuló tasas anualizadas similares en las diferentes regiones del país, así se observó en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo una inflación de (3.95%), en la región Norte (3.84%), región Este (3.80%) y la región Sur (3.80%).

MI POSICIÓN

Es verdad que la economía es impactada profundamente por factores externos, por las fuerzas del mercado exterior que rompe toda posibilidad de planificación de larga vida, pero hay posibilidad de crear mecanismos de "amortiguamiento", planes de contingencia, y no dejar todos los bienes y servicios a merced de un mercado criminal y ambicioso, especulativo y oportunista, inmisericorde e impasible.

Si el país tuviera políticas públicas bien definidas alrededor de los bienes y servicios, independientemente de las fuerzas y variables del mercado interno y externo; si tuviéramos mayor planificación y cuidado al momento de adoptar decisiones que afecten los índices de los precios, como por ejemplo las alzas de los combustibles . Si estimuláramos mejor a los sectores productivos, evitando el desabastecimiento de productos, de bienes y servicios. Si tuviéramos desde el Estado una política tributaria más realista, equilibrada y prudente, acorde con la capacidad de nuestra economía y de la posibilidad de las personas físicas y corporativas las compañías y las personas pudieran prepararse para tributar sin arruinarse y reduciríamos las evasiones. Si pudiéramos controlar la inflación alrededor de los bienes y servicios desde la raíz, no solo desde el mercado, sino en la intervención estatal, que tiene que buscar sus impuestos para financiarse; si los ministerios encargados (Economía, Planificación y Desarrollo, Hacienda, con sus dependencias de Aduanas e Impuestos Internos); Industria y Comercio entre otros interventores con sus políticas públicas, hablaran el mismo lenguaje y no aplicaran políticas distorsionantes, cada cual por su lado, y sin pensar en el impacto sobre los otros, alcanzaríamos cierta "serenidad y estabilidad y pudiéramos planificar acciones prudentes que impacta menos la vida y los bolsillos de la pobre gente que tiene que gastar sus energías vitales en un puesto mal pagado y que le impide llevar una vida digna. Si pudiéramos controlar el crecimiento de la inflación, al menos, y que fuera más lento y gradual al año, no habría necesidad de hacer " aumentos inorgánicos" , que hace más daño al beneficiario, porque, por un lado, el descuento sobre la renta aumenta, y por el otro, los comerciantes lo persiguen para consumirlo. Por eso, esos aumentos, sin control inflacionario, equivalen a nada . Controlar la inflación es en sí mismo un aumento de los ingresos. Al carecer el país de más o menos esa visión, entonces tenemos estos "aumentos gaseosos" que lejos de alegrar , ha llenado la atmósfera social de rechazo y disgusto.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
579
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.