Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Unax Ugalde: "Cuando asumí que nunca tendría seguridad me decidí a ser padre"

09/01/2019 20:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ISRA ÁLVAREZ

  • El actor ha puesto su sello en tres series de éxito: 'Vivir sin permiso', 'Pequeñas coincidencias' y 'Brigada Costa del Sol'.

image

La de actor es una profesión dura. La fama y el éxito son una excepción en un trabajo vocacional. Por eso, son alegres casos como el del actor Unax Ugalde, que ha enlazado su papel en Vivir sin permiso (Telecinco) con el de Pequeñas coincidencias (Amazon Prime Video) y el rodaje de Brigada Costa del Sol (Telecinco). Y en medio de todo eso, la aventura de tener familia.

¿Qué cuenta Pequeñas coincidencias?

Pequeñas coincidencias es una comedia alocada y muy actual que habla de dos personas que sienten la llamada para ser padres, pero que no tienen pareja. Y comienzan a buscar por redes sociales un posible candidato para ser padre, en el caso de Javier Veiga o madre, en el caso del personaje de Marta Hazas. Y en esa amalgama de personajes vamos apareciendo todos, algunos actores como cameos. Yo he tenido la oportunidad de estar en los ocho capítulos.

¿Qué tal el estreno?

Bien, pasamos dos capítulos de los ocho que se estrenan en Amazon y la gente en el cine se reía muchísimo y ese es el resultado que estábamos buscando.

En la serie su personaje hace lo contrario que hace la gente en redes sociales: se afea.

Mi personaje cree que si se muestra tal y como es nadie le va a creer así que miente porque quiere encontrar una mujer que no se fije en el físico y no se le ocurre otra cosa que ponerse una foto de calvo.

Después de enlazar varios papeles más serios o intensos, ¿es agradable hacer una comedia?

Sí, porque respiras otro tipo de ambiente. Porque aunque hacer comedia no es fácil y requiere mucha concentración, la intensidad con la que trabajas es mucho menor.

¿Es complicado ligar cuando se es famoso como usted?

Es diferente, porque ya das por hecho que la gente te conoce, así que el punto de partida ya es diferente.

¿Usa trucos para no ser reconocido por la calle?

No, al principio, hace muchos años usaba mucho la gorra para ser más discreto, pero al final es peor porque llamas más la atención, te miran más y pasas menos desapercibido. La gente te busca la mirada directa y es un compromiso, al final con unas gafas de sol puedes caminar más relajado sin tener que atender a todas las miradas.

Las plataformas como Amazon han dado un empujón a la interpretación en España...

Sí, en general al audiovisual, es bueno para todos. El año que viene se espera el estreno de unas 40 series españolas, lo cual es muy buen dato, aunque todavía estamos muchos actores en paro, por lo que hace falta trabajo para muchos más.

Ha estado en Vivir sin permiso y en Pequeñas Coincidencias y estará en Brigada Costa del Sol, ¿siendo actor hay que decir que sí a todo?

En mi opinión hay que tener un filtro. De todas maneras es algo muy difícil de hacer porque no todo el mundo puede elegir su trabajo. Yo la tuve en su momento y ahora no la tengo del todo, tengo que ir valorando lo que entra y haciendo cosas. Al fin y al cabo somos trabajadores y tenemos bocas que alimentar.

Usted tiene familia, ¿es una profesión fácil para conciliar?

A mí me ha costado muchos años decidirme a tener una familia porque nunca tenía la seguridad de que no me fuera a faltar. Y cuando he asumido que nunca tendría esa seguridad es cuando me he decidido a ser padre. Es una profesión muy inestable y un día estás arriba, otro desapareces y otro vuelves a trabajar. Es difícil tener una carrera estable. Mi mayor pretensión era tener un hijo y poder criarle, tener tiempo para estar con él y trabajar cerca. Los últimos años he trabajado mucho fuera de España y no procedía. Ahora que tengo trabajo aquí y es un poco más estable, pues era buen momento.

¿Se rueda diferente cuando una serie se va a ver en todo el mundo?

No, se rueda igual, aunque los chistes por ejemplo, tienen que ser universales, no puedes hacer chistes muy locales porque mucha gente no los entendería. Pero aún así en la serie hay chistes por ejemplo de Chiquito de la Calzada.

En su Wikipedia pone que trabajó disfrazado de bola de chocolate en un supermercado...

Sí, es cierto, fue mi primer trabajo como actor, con 17 años. En la escuela de interpretación apareció ese trabajo y me fui allí con un compañero de clase y con eso sacábamos dinero para pagar la escuela de interpretación.

¿Cómo se mete uno en un papel de bola de chocolate?

Lo que te metes es muchísimas horas en un traje que daba un calor horroroso (risas). No es un personaje, aunque jugábamos un poco.

En Vivir sin Permiso parecía el bueno en un mundo de malos malísimos...

Es un mundo en el que el bueno casi no tiene cabida. Las series con malos muy malos gustan muchos y Vivir sin Permiso es una serie que ha enganchado y le ha gustado al público. Por desgracia Malcom es un personaje que poco a poco desaparece.

¿Y cómo es el proyecto de Brigada Costa del Sol?

Es la nueva serie estrella de Telecinco y se verá también en todo el mundo a través de Netflix. Habla del narcotráfico en los años 70 en Gibraltar y de la brigada de policía que se encargaba de combatirlo.

Está ambientada en una época no muy lejana, ¿ha pedido referencias a familiares o amigos más mayores?

Aunque no lo viví plenamente nací en el 78 y algún recuerdo tengo. Pero aún así hice lo que suelo hacer con todos los personajes, que es leer sobre el narcotráfico en aquella época, sobre la juventud de entonces, cómo se movían, qué hacían... investigar sobre el personaje.

¿Aprende mucho de sus personajes?

Siempre se aprende. Los personajes siempre te enriquecen como persona. Meterse en la piel de un sacerdote o de un policía hace que estés en situaciones que nunca te habías planteado, robas una vida por un tiempo y eso te enseña.

¿Y en lo práctico o mundano?

En El amor en los tiempos del Cólera, una película que hice con Bardem en Colombia, tuve que aprender código morse y me enseñaron en un submarino nuclear que estaba fondeado en el puerto de Cartagena de Indias. Me llevaron allí, me metieron dentro y me enseñaron. Son experiencias que no tienen precio.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (34465 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
2108
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.