Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Viaje hacia el pasado nacional

08/09/2013 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

NOSTALGIA DE LA VIDA DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

JM RODRÍGUEZ

(Fotos de fuente externa)

La isla de Santo Domingo, (Hispaniola) o Haití, Quisqueya, Babeque, o como quieran llamarle, fue una de las que fueron habitadas por nativos que según los testimonios históricos más socorridos procedían de América del Sur. Taínos, en Santo Domingo y sus depredadores Caribes, en Puerto Rico, son de las clasificaciones tribales de las que hay evidencia de que fueron los primeros en llegar a esta y otras islas del Caribe antillano. image Viajando atrás en el tiempo en forma especulativa a lo que pudo ser el estilo de vida de aquellos pobladores originarios, yo que soy un hombre víctima de los tiempos modernos, siento nostalgia por aquél estilo de vida, y tal vez hasta envidia. En aquellos tiempos, el hombre originario era un recolector de los productos naturales de los que se alimentaba. Frutas, peces y animales, y se dice que trajo la yuca que cultivaba y con la que preparaba una especie de pan o casabe. Cuando se le agotaban los alimentos migraba otro lugar donde encontrara alimentos y agua y refugio para su familia. Era una vida maravillosa, considerada con la de estos tiempos. image

No tenía que preocuparse por la inflación, porque posiblemente no había comercio ni moneda, ni especuladores, comerciantes ni Banco Central. Que bueno que nunca tuvieron que enterarse de las estadísticas macro y micro de un Banco Central, ni soportar a los economistas de una u otra corriente o escuela, ni las bajas y alzas del dólar ni del peso ni las variables de los mercados. Nada de qué preocuparse en temas económicos. Tampoco tenía que comprar materiales costosísimos para hacer una casa, porque se alojaban en cuevas gratis y luego con el tiempo, aprovecharon también gratis materiales que la naturaleza les proporcionaba como madera, hoja de cana o guano: bohíos. La cama, posiblemente hojas acumuladas en el suelo y no tenían que "estar a la moda", ni endeudarse con una tienda para dormir. Muebles, siempre estuvieron a la moda: el suelo. No tuvieron que ir a una tienda a buscarlos ni conocieron eso. image

Ropa, gratis, sino desnudos, un par de hojas gratis era suficiente para "taparse la vergüenza". No fueron acosados por la televisión ni la radio para que "estuvieran a la moda" buscando "ropa de marca", como sucede ahora y nunca les preocupó si estaban "in" o "off", alante o atrás. !Que maravilla!. Partidos políticos. Posiblemente su "partido", si tenían alguna idea de la política era ""nacional" o comunitario y se preocuparon por el bienestar de todos y todas. No fueron víctimas de modelos, ni de tendencias y Corrientes, no soportaron a un PRD, PLD, PRSC ni los izquierdistas. Mucho menos a un Estado abusivo, irresponsable y excluyente. No padecieron las venturas de gremios, ni sindicatos, organizaciones de base ni etcéteras. image

image No fueron víctimas del "Poder" inclemente ni del "reparto" abusivo de lo que fue considerado un derecho de todos: el uso y usufructo de la tierra y los recursos naturales. Nada de IAD, ni CEA, ni Bienes Nacionales. La Barrick Gold, Falcombridge, ni las "Gold" que saquean en estos tiempos los recursos naturales no estaban ni inventadas en aquellos tiempos. En materia minera, su única y fatal desgracia fue la presencia de los avariciosos españoles enviados por el Diablo a este paraíso de Dios; interesados primero en el oro y luego en el dulce de la caña. Su transporte eran sus propias fuerzas y sus piernas y como no tenían prisa, debieron acampar, donde les tomara la noche. image No vivieron como ahora las huelga de los empresarios del transporte, no tuvieron que soportar a los "sindicalistas", ni padecer las alzas del pasaje derivado de un incremento en el precio de los derivados del petróleo. Tampoco les preocupó si las piezas de los vehículos estaban caras o no estaban en el mercado, porque no hubo vehículos de motor como en este tiempo. Las alzas semanales que sufrimos en lo que hoy llamamos República Dominicana no era sufrimiento para ellos como lo es para nosotros hoy.No debieron soportar a la OPEP ni los comodities de hoy, ni los inversores oportunistas que le fuñen la vida a las sociedades.

Sus enfermedades, dicen que las curaban gratis con hojas y raíces nativas. No tenían que preocuparse por el pago de la consulta médica, ni la compra de costosos medicamentos, y mucho menos por quedar secuestrado en una clínica por no tener dinero ni morir en un hospital sin equipos ni medicamentos, o con el personal médico y de enfermería en huelga. image

Su educación no la proporcionaba como ahora, ningún establecimiento comercial llamado "colegio" en estos tiempos. No fueron víctimas de la versión del capitalismo en la que los padres son acosados todos los años con el cambio de libros, uniformes y elevación de las mensualidades. Su educación era la tradición de los abuelos que con su experiencia, la transmitían de generación en generación.Y como no había un mercado laboral, no les preocupaba aprender más oficios que el natural, arte rupestre y talladores de madera y conchas y no para una galería de arte, sino para su deleite, pasar el tiempo o una herramienta para cazar o preparar alimentos. No tuvieron la "presión social" de hacerse licenciados, doctores, ingenieros ni técnicos de nada. Los apagones no les importaron nunca, ni si las plantas generadoras estaban activas, les faltaba combustible o estaban en fase de mantenimiento, no les preocupaba tampoco porque su luz era gratis, la que le proporcionaba el sol. No sufrieron las generadoras, la CDEEE, ni las EDES, y mucho menos las tarifas ni las amenazas de elevarlas. image

No tenían que pagar a especuladores de espectáculos ni empresarios o promotores artísticos, costosas taquillas de entrada, porque con sus bailes tribales o "areitos", les bastaba y sobraba y todo era comunitario y gratuito. El agua potable, no tenían que guardar los recursos para comprarla a la camioneta ni a ninguna "Corporación del Acueducto", porque la cañada o el río se la regalaba fría y limpia.La contaminación ambiental, la muerte de los ríos, la recogida de la basura, eso no les preocupaba tampoco por razones obvias. image

Su angustia por la seguridad debió ser solamente cuidarse de los depredadores Caribes. Como no tenían Policías ni cárceles, no sufrieron las "redadas", ni los encarcelamientos injustos. No tenían que sostener a un Ejército obeso en cuarteles. Arcos y flechas para la casa o la defensa y simples vigilantes "por si las moscas". La diferencia entre aquel estilo de vida y la "moderna" es que los originarios o primeros pobladores no padecieron de estrés por las presiones económicas y sociales del hombre "moderno", ni de diabetes, ataques cardíacos, derrames cerebrales, Virus del Papiloma Humano, VIH, las hepatitis ni el resto de la consecuencia de la "vida moderna" pos industrial. Posiblemente no debieron soportar la corriente moderna del homosexualismo y su propaganda publicitaria mediática reclamando "derechos". En fin, si pudiera elegir entre aquella vida y la actual, me quedo con la originaria, claro anterior al colonialismo europeo y el proceso de la esclavitud de negros africanos e indígenas.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
406
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.