Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La violación en cuadrilla en Sanfermines se explica porque la escopolamina dejó a la víctima totalmente anulada

05/10/2016 05:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La reacción del pueblo de Iruñea fué total y la explicación del cómo lograron la impunidad los agresores era necesaria para aclarar y prevenir que el hecho no sea posible nunca más

El juez ha acordado mantener en prisión provisional sin fianza a los cinco procesados por la supuesta violación de una joven de 18 años la madrugada del pasado 7 de julio en Pamplona, a las 03:00 de la mañana, la acompañaron hacia el coche en donde ella tenía la intención de dormir. En el camino, aprovechando que estaba abierto el portal número 5 de la calle Paulino Caballero, que J.A.P.M. mantuvo sin cerrar después de que hubiera sido abierto con ocasión del acceso de una vecina del inmueble, agarraron a la joven "por las muñecas y la obligaron a entrar, rodeándola, y, valiéndose de su superioridad física y de la imposibilidad" de ella "para solicitar auxilio u oponerse a sus deseos", según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

El magistrado afirma en la resolución que "las declaraciones formalmente coincidentes de los procesados no resisten el contraste con las grabaciones realizadas por ellos mismos en el portal en las que no se aprecia consentimiento alguno por parte de la víctima sino mero sometimiento a una apabullante situación de superioridad física y numérica y de abandono ante la imposibilidad de oponerse a las pretensiones lúbricas impuestas por sus agresores". En sendos autos, que pueden ser recurridos ante la Audiencia de Navarra, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona desestima las solicitudes de libertad interpuestas por dos de los cinco inculpados y ratifica la prisión provisional comunicada y sin fianza "por la extrema gravedad de los hechos, los bienes personales en juego, la necesidad de protección a la víctima, así como las elevadas posibilidades de eludir la acción de la justicia ante la gravedad de las penas que en su día pudieran imponerse", que, con arreglo a la calificación expuesta en el auto de procesamiento dictado el pasado 8 de agosto, "podrían alcanzar los 80 años de prisión".

Palabras que contradicen las imágenes. En su argumentación, el juez analiza las declaraciones y pruebas practicadas desde el mes de agosto, cuando dictó el procesamiento. Sobre las manifestaciones vertidas por los procesados el pasado 2 de septiembre, el juez destaca que en el momento de la detención y puesta disposición judicial se acogieron a su derecho a no declarar. Ahora han ofrecido un relato "coincidente" pero eso no puede considerarse, a su juicio, como una acreditación indiciaria del consentimiento de la víctima. "En legítimo uso de sus derechos como detenidos, prefirieron no aportar su versión, sin que ahora puedan suplir ese silencio inicial intentando convertir en espontáneas y coherentes unas declaraciones que se producen después de haber podido tener contacto entre sí y haberlas podido preparar con el estudio detallado de todo el material probatorio obrante en autos", indica el juez. Pero es que además el escenario que los procesados pretenden construir con sus declaraciones es abiertamente contrario al resto del material probatorio, recalca el magistrado.

Así, explica que todos los testigos que atendieron a la joven nada más producirse los hechos han confirmado "el estado de absoluto nerviosismo y desolaciónde la víctima", que lloraba "hasta el punto de no poder mantener un discurso continuado y coherente". "No se detecta colaboración". Además, el juez reitera, a tenor de las grabaciones, la ausencia de consentimiento por parte de la víctima. Según matiza, "no existe reclamación de acción alguna por la víctima sino simple tolerancia pasiva, permaneciendo siempre con los ojos cerrados, no se detecta colaboración sino ejercicio de superioridad física por parte de los agresores, ni se aprecia tampoco el alegado trato cariñoso sino más bien el manejo forzado de su cuerpo agarrándola incluso del pelo para obligarla" a realizar actos sexuales.

El juez afirma que los procesados se rieron de ella y la humillaron. Por si fuera poco, se atrevieron a grabar su crimen con un teléfono movil y mas tarde subirlo a la red, lo cual, en realidad les perdió, pues fué una pista para los investigadores."No se oye ninguna petición expresa de consentimiento para determinados actos ni la actitud de los procesados durante las grabaciones indica que esperen ese consentimiento específico para nada de lo que ejecutan, ni para una grabación de la que la víctima no da muestras de ser consciente en ningún momento y que se produce en posiciones especialmente vejatorias para las que es impensable que hubiera podido prestar tal consentimiento, ni se atisba finalmente indicio alguno del disfrute por parte de la víctima siquiera mínimamente de los actos que se ve obligada a soportar", describe.

Frente a la insistencia de los procesados en sus declaraciones en que la víctima no dijera explícitamente que no a los actos a los que era sometida, contrapone el juez, "debe tenerse en cuenta que fue introducida de forma sorpresiva en un portal viéndose en un espacio reducido y rodeada por varios varones con una complexión física muy superior a la suya quedándose en circunstancias en las que cualquier oposición o solicitud de auxilio puede valorarse como inútil y desde luego lo que no se percibe en ningún momento en las grabaciones es que diga que sí o acepte de buen grado ninguna de las prácticas de los procesados".

'Cinco delitos de agresión sexual con penetración' En el auto de procesamiento, el juez impuso a cada uno de los procesados una fianza de 500.000 euros para asegurar la responsabilidad civil, es decir, para resarcir a la víctima en el caso de una hipotética condena. El magistrado consideró que estos hechos están tipificados en el Código Penal como cinco delitos de agresión sexual con penetración o violación en los que aparecen como autores los cinco procesados "cada uno en relación con el ejecutado personalmente y como cooperadores necesarios respecto a los ejecutados por el resto", así como de un delito de robo con violencia o intimidación.

En cuanto pudo vestirse, la joven salió al exterior y se puso a llorar hasta que dos desconocidos la atendieron y llamaron a la policía cuando ella les dijo que había sido agredida sexualmente. Según el juez, relató de inmediato lo sucedido a los agentes de la Policía Municipal, a los que dio los datos identificativos de los autores, lo que permitió su localización en la plaza de toros a la finalización del encierro y su posterior detención. Además, estos agentes han manifestado en sus declaraciones como testigos que pudieron apreciar que tenía marcas de dedos en la cara.

Intención de llevar Burundanga. Los cinco procesados expresaron por Whatsapp antes de desplazarse a Pamplona su voluntad de llevar al viaje burundanga, una sustancia que actúa como depresor de las terminaciones nerviosas y del cerebro, que tiene efectos sedantes y que ha sido detectada en usos delictivos para dejar inconscientes y luego amnésicas a las víctimas, "singularmente en ataques sexuales", según explicamos en el reportaje que se publica a continuación.

La supuesta violación grupal no supone un simple aprovechamiento de una oportunidad casual sino que son buscados deliberadamente por los procesados. Los violadores sabían que podían aprovecharse de la joven porque tenian una buena droga que les facilitaría su crimen. Es decir, llevaban a Pamplona la burundanga y conocian la impunidad que les brindaba. El hecho esta ya todo contado. Además, el juez añade que varios conocidos de los procesados se muestran en Whatsapp "convencidos de la culpabilidad" de los encausados según iban conociendo la información que iban publicando los medios de comunicación sobre el suceso. El magistrado se refiere así a las conversaciones que mantuvieron estos conocidos en un grupo de Whatsapp, "haciendo incluso referencia a hechos semejantes cometidos con anterioridad".

Añade el juez que "se ignoran en este aspecto las dificultades e inseguridades que para cualquier víctima de hechos semejantes supone el ponerlos en conocimiento de terceros, siendo habitual que las víctimas ni siquiera se atrevan a presentar denuncia o lo hagan con posterioridad con el apoyo de su entorno, dificultades e inseguridades que en el supuesto de autos deben valorarse como extremas al tratarse de una víctima joven y que se encuentra sola fuera de su domicilio y lejos de sus familia en un momento en el que los hechos, especialmente traumáticos, acaban de suceder". El hecho de que la joven estuviera desprotegida se debe a que la droga le deja en tal estado de postración física y mental que ni aún hoy podría identificar a los autores.

El juez que investiga la violación en grupo de la joven madrileña ha imputado a cuatro de los cinco procesados por un abuso sexual cometido el pasado mayo hacia otra chica de 21 años en una localidad de Córdoba. Los investigados utilizaron el mismo ‘modus operandi‘ que en Pamplona, según señala el auto en el que el magistrado sostiene, además, que "existen serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima".

La burundanga, que contiene el alcaloide escopolamina, es la substancia psicotrópica favorita de los agresores sexuales, que saben que provoca un automatismo en el cerebro de la víctima que les causa un estado de sumisión ante cualquier ataque. Así, algunos delincuentes y agresores suministran el fármaco a la persona que desean robar, violar o incluso asesinar. Una vez consumido el fármaco la víctima elegida queda totalmente desprotegida.

. Hay  artículos  con datos de interés acerca de esta substancia, que a la vez pueden concienciar a la gente en cuanto tomar medidas preventivas ante gente potencialmente peligrosa y sobre estar siempre alerta ante determinadas situaciones. Por otro lado existen pocas publicaciones científicas dedicadas especialmente a la intoxicación con burundanga.

La escopolamina, que se conoce como sinónimo de burundanga es un alcaloide tropánico extremadamente tóxico que se encuentra como metabolito secundario en determinadas plantas. Durante siglos se ha utilizado ampliamente con fines rituales, en chamanismo y en brujería.

Actualmente es utilizada para cometer actos ilegales tales como robos, secuestros y delitos sexuales.

Uso medicinal de la Burundanga. La escopolamina no únicamente está relacionada con fines delictivos, pues también tiene su uso medicinal en el que debe ser usada en dosis minúsculas (menos de 330 microgramos) debido a que una sobredosis puede causar delirios, agresividad, desorientación, convulsiones, estado de coma, e incluso la muerte.

Acostumbra a utilizarse, en el ámbito de la medicina, para prevenir y tratar mareos, para la dilatación de la pupila en exámenes de fondo de ojo e incluso se utiliza también como antiespasmódico, analgésico local y antiparkinsoniano.

Uso delictivo de la Burundanga. Como se ha mencionado anteriormente, es una droga utilizada con fines delictivos, pues la víctima intoxicada con burundanga sigue cualquier orden sin presentar resistencia, es decir, si se le ordena, es capaz de ofrecer su dinero y sus pertenencias sin hacer intento de escapar. Frecuentemente se utiliza para robos, pues el abuso sexual, según datos recopilados por Ardila-Ardila, Moreno y Ardila-Gomez corresponde a menos del 5% de los casos.

Lo que hace dificultoso detectar esta droga para la víctima es que no sabe ni huele a nada en particular y puede ser suministrada a través de diferentes medios, tales como la comida, la bebida (si se trata de bebidas alcohólicas el efecto depresor aumenta) o incluso por vía inhaladora (por ejemplo, un cigarro o pañuelo contaminado). La escopolamina resulta ser una de las drogas más peligrosas, no sólo por lo anteriormente expuesto, sino porque si el agresor supera en pocos microgramos la dosis, puede provocar la muerte de la victima.

La burundanga o escopolamina es un alucinógeno que anula la voluntad de las víctimas

Síntomas de intoxicación con escopolamina

Según Salcedo y Martínez (2009), la escopolamina se absorbe de manera rápida a través del tracto gastrointestinal y tiene una gran facilidad para atravesar la barrera hematoencefálica, por lo tanto tiene un efecto casi inmediato, en cuestión de pocos minutos la víctima probablemente estará bajo los efectos mostrando un comportamiento vulnerable, a la vez que su voluntad quedará sometida a la del agresor, es decir, la voluntad de la víctima quedará anulada completamente. Durante las tres primeras horas podemos observar su mayor efecto.

Este efecto es debido a que la escopolamina actúa como anticolinérgico provocando un efecto depresor del sistema nervioso central y periférico, por lo tanto, sus síntomas son varios, entre ellos podemos destacar la dilatación de las pupilas (visión borrosa), estupor (estado de conciencia parcial en la persona), taquicardia, retención urinaria, reducción de secreción salival y estomacal (boca seca, sed, dificultad para deglutir y hablar), fiebre, somnolencia y grave amnesia.

Durante el episodio amnésico, la víctima mantiene una identidad personal y puede ejecutar adecuadamente sus actividades normales de la vida diaria, es como si la víctima quedase “hipnotizada” a manos de su agresor, pues es capaz de guiar al agresor hasta su banco y facilitarle el código secreto, por ejemplo. Es una sustancia que provoca una eliminación completa del libre albedrío mientras se sigue actuando, el cerebro queda automatizado haciendo lo que se le ordena y respondiendo adecuadamente sin censuras, por este motivo este alcaloide tropánico también es conocido como “el suero de la verdad” y un dato muy interesante a tener en cuenta es que años atrás esta droga había sido utilizada por la CIA durante la guerra de Irak para que los rehenes contasen la verdad sobre casos de espionaje.

El Proyecto MKUltra -también llamado Programa de Control Mental de la CIA- era el nombre en código de una serie de experimentos ilegales con seres humanos diseñado y llevado a cabo por la Central de Inteligencia Americana.

El programa surgió en 1953, como consecuencia de una investigación de científicos Nazis refugiados en EE.UU. La idea principal era descubrir el uso adecuado de fármacos y "procedimientos" para ser utilizados en torturas e interrogatorios. Usaban LSD y la escopolamina.

Proyecto mk ultra. La meta principal era investigar sobre el control mental para obtener información clasificada de los agentes del enemigo (Union Soviética); además de proponerse crear "Agentes Autómatas", que obedecieran las órdenes de sus superiores al pie de la letra sin resistencia, básicamente: robots humanos.

La mayoría de los sujetos experimentados eran ciudadanos que no habían consentido ser cobayas humanas. Sufrieron toda clase de vejaciones en nombre de la "ciencia": técnicas experimentales de tortura, privación sensorial extrema, hypnosis, abuso sexual y sobredosis de drogas (principalmente LSD).

En 1973 la CIA destruyó todos los archivos relativos al proyecto, ocurrió dos años antes de la desclasificación del proyecto. La investigación se condujo entonces a través de 100 institutos de los Estados Unidos y Canadá. Los sujetos eran: pacientes psiquiátricos, prostitutas, prisioneros e incluso agentes de la CIA; la mayoría de los que participaban nunca supieron que estaban incluidos en el programa, ésto llevó a un agente a suicidarse bajo el efecto del LSD suministrado en su café.

Los documentos recuperados en Canadá revelan que los sujetos llegaron a sufrir daños cerebrales, amnesia total o parcial, e incluso llegaron a confundir a los científicos de la CIA con sus padres.

Hay un oscuro anillo en el mundo de las plantas psicoactivas, el anillo de tropano. En este anillo se entrelazan químicamente plantas usadas por los brujos de Europa como la belladonna y la mandrágora y por los brujos de América como la datura y la brugmansia, que contienen el alcaloide escopolamina. Estas plantas han sido tradicionalmente usadas en la brujería, en el vudú especialmente, como describe Castaneda, en la preparación del cuerpo (o el doble) para el vuelo. Sin embargo, actualmente, una de estas plantas que contiene escopolamina es usada en el underground criminal, principalmente en Sudamérica, para robar la voluntad de las personas y luego robarlas o violarlas. La droga que se produce con esta planta es conocida como la burundanga.

El neurocientífico británico Vaughan Bell, autor del blog Mind Hacks, ha investigado el uso de esta droga durante su residencia en Medellín, encontrando que la brugmansia -y en menor medida otras plantas con escopolamina, incluida la burundanga- podría ser la primera droga que se sabe es capaz de robar la voluntad de una persona y someterla a control mental.

¿Qué ocurre a nivel cerebral al haber consumido Burundanga?

Lo extraño en este caso es que la víctima aparentemente no parece drogada ni somnolienta. Aparentemente se encuentra en un estado normal, por este motivo resulta muy difícil que las personas de alrededor perciban que la víctima está bajo los efectos de dicha droga. La burundanga hace que todo lo que le ocurre a la persona parezca normal, aunque sus efectos sean muy concretos y bastante poderosos, aunque discretos. ¿Qué está sucediendo en nuestro cerebro?

Actualmente es evidente que la escopolamina actúa sobre las funciones amnésicas y el comportamiento pero no se sabe exactamente cuál es su acción. Ardila-Ardila, Moreno y Ardila-Gomez (2006) han mostrado a través de diversos estudios que los efectos amnésicos y comportamiento de la intoxicación por burundanga es probable que sean debido a su carácter anticolinérgico y a su afectación a determinados núcleos del lóbulo frontal (Núcleo basal de Meynert) y temporal (lóbulo que incluye hipocampo y sistema límbico viéndose, de esta manera, afectada la amígdala, responsable de reaccionar ante estímulos amenazantes).

La intoxicación con escopolamina es un ejemplo de amnesia global transitoria y la gravedad de su efecto dependerá de la dosis utilizada.

Repercusiones posteriores a la intoxicación por Burundanga. La Dra. Myriam Gutierrez, que encabeza el departamento de Toxicología en la Universidad Nacional de Colombia, asegura que la burundanga supone la substancia perfecta para los hechos delictivos puesto que la víctima no puede recordar nada (ni tan siquiera que ella misma ha colaborado en el hecho) y, por lo tanto, no hay denuncia. Además esta substancia desaparece en un lapso de 15-30 minutos de la sangre y en unas 12 horas aproximadamente desaparece también de la orina, lo que dificulta enormemente obtener análisis toxicológicos positivos. Esto, claro está, representa una limitación para demostrar que alguien ha sido envenenado.

Posteriormente al hecho, otros estudios, como el llevado a cabo por Bernal, Gómez, López y Acosta (2013), muestran que muchas de las víctimas de intoxicación por escopolamina han mostrado, una vez pasado el episodio de intoxicación, importantes repercusiones a nivel médico, cognitivo y social como pueden ser fallos atencionales y de concentración, amnesia anterógrada (dificultad para recordar eventos recientes), ansiedad, aislamiento, etc. Estos efectos negativos sobre la salud son debidos a que, en la mayoría de ocasiones, este episodio genera un trauma y deja secuelas, se hace importante un tratamiento psicológico y seguimiento posterior.

Escasos son los consejos a dar, puesto que todos somos vulnerables a caer en situaciones como esta, sin embargo siempre es bueno hacer recordatorio de medidas preventivas tales como: tener siempre controlada la bebida cuando salgamos a tomar algo, intentar salir en grupo, y en el caso que nos viésemos en esta situación es muy importante acudir al hospital más cercano (intentar ir sin orinar y sin lavarnos) y, por supuesto, denunciar.

Conclusiones y datos a tener en cuenta sobre la burundanga

La burundanga es, en resumidas cuentas, una sustancia cuya principal utilidad es inducir a un estado de sumisión química. Es una droga hecha para ser utilizada en crímenes y actos delictivos, por lo que su estudio es importante para implantar medidas de prevención. Lamentablemente, quizás por la vinculación de la burundanga con los contextos de fiesta nocturna y, en ocasiones, a los ambientes sórdidos, todavía se sabe poco sobre la escopolamina.

Posiblemente ocurre que la burundanga es producida a pequeña escala por laboratorios relacionados entre sí, los cuales mantienen cierto control sobre el destino de su mercancía con el objetivo de evitar que llame demasiado la atención. Sin embargo, es de esperar que si los efectos de la burundanga se hacen más populares, se pierda este poder de monitorizar lo que ocurre con la escopolamina. Por desgracia, el nivel de conocimiento sobre esta droga irá a la par con su uso.


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1595 noticias)
Visitas:
6431
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.