Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Pardo escriba una noticia?

VOX es uno de los profilácticos utilizados por el PSOE para desconfigurar España.

04/04/2019 13:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

VOX, económicamente depende del PSOE, pero en caso de que su suma con el PP fuese necesaria para formar Gobierno aportarían sus diputados, en principio, incondicionalmente y a la más mínima debilidad u orden del PSOE provocarían el adelanto electoral.

En España, cuando en cualquier reunión sale, algún tema relacionado con política, todos y cada uno de quienes participan saltan a la palestra de opinión como si fuesen verdaderos politólogos. Es una confesión de que por no saber de qué va, nadie permanece con la boca callada. Hemos pasado de un país presuntamente apolítico a una politización desmadrada y deslenguada. Estamos en la cresta de la ola de las vocaciones democráticas y socialistas. Actores de gallinero, músicos arruinados, técnicos transexuales, intelectuales que viven de la beneficencia, jornaleros por desaprendía vida ?lo fácil es ser jornalero en Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha, de momento se confiesan socialistas cuando no han aprendido todavía el camino de la disciplina democrática, cuando no saben aún que pagar los impuestos es el primer deber democrático, pero si saben hacer el guiño con la ceja e izar al viento la roja con la hoz y el martillo. Un político nunca podrá censurar que la gente hable de los grandes temas de la vida pública. Para que la política no sea el arte de impedir que la gente se ocupe de aquellas cosas que le interesan, es preciso darle a todo el mundo un ancho margen de confianza. Pero es un margen que el interesado ha de tomarse para descubrir sus verdaderos problemas. No para ensayar un discurso lleno de tópicos, esnobismos o declaraciones de cara a la galería. De otro modo sólo se puede caer en la confusión o en la frivolidad. Y esto está sucediendo de forma alarmante. Sobre todo, porque este es un país que no ha recobrado su sentido del humor y la amputada tradición perdida. Y si Marx llegaba a decir que él no era marxista, sí hay ciudadanos que aseguran que fue un corruptor de las costumbres morales, cuando lo científico sería decir que, como tantos hombres de su tiempo, vivió del dinero de su mujer, que además era condesa, y se dedicó a asediara su criada, fíjense todo lo que nos queda por aprender. Por ejemplo, el principio de la relatividad de los dogmas y el agnosticismo de la duda que es uno de los fundamentos más correctos de una buena formación liberal.

Me está empezando a preocupar que en una sociedad tan conservadora nadie quiera ser de derechas. Que en un contexto de absoluta insolidaridad, de egoísmo claro, se finjan progresismos puramente propagandísticos. Los demás, fascistas o estalinistas, se presentan con piel de oveja democratizadora. Si fueran conversos, mejor que mejor. Lo grave es que muchos de ellos son simples oportunistas. ¿Y cómo separar el grano de la paja? ¿Cómo saber quién es cada quién si no se dice lo que piensa y se limitan a repetir lo que consideran más agradable para las orejas del auditorio?

No puede haber debate político sin riesgos. Para afirmar y sostener un programa, o una ideología, hay que arriesgarse a provocar la reacción de los intereses contrapuestos. Aquí, en cambio, parece como si en ocasiones viviéramos un concilio de moralistas, donde se tratara de establecer códigos ideales sin baquetearlos en la disputa de la conflictividad inmediata. Probablemente existe demasiada confusión. El aprendizaje ha sido demasiado brusco y muchos no han digerido la empanada mental. Cuando Berlinguer dice que el «eurocomunismo» es posible dentro de la OTAN pero dentro del pacto de Varsovia, creer oír música celestial. Pretenden juzgar la realidad de cada día igual que si fuera una película de ladrones y policías. Nos sobra pasión y nos falta gimnasia.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Pardo (3169 noticias)
Fuente:
blogdejuanpardo.blogspot.com
Visitas:
690
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.